Staff_photo-4.jpg
Screen Shot 2016-11-03 at 10.59.49 AM.png
Screen Shot 2016-11-03 at 11.01.49 AM.png
Staff_photo-4.jpg

Acerca de JUCUM


SCROLL DOWN

Acerca de JUCUM


 

Nuestra Visión

JUCUM San Diego/Baja fue fundado en Octubre de 1991 por Sean y Janet Lambert. Nuestra visión al principio era el movilizar grupos que quisieran venir a México y servir mas allá las necesidades del pobre, en una forma práctica y espiritual.

Conforme esta visión creció y se expandió, se agregaron algunos cursos de entrenamiento transformacional. Hoy en día, proveemos entrenamiento en dos locaciones, en diez diferentes escuelas a lo largo del año, acompañado con varios seminarios y conferencias por medio de la Universidad de las Naciones. Nuestra visión en el presente es: Ir, Servir, Transformar.

La historia de JUCUM

¡En una visión, Loren Cunningham podía ver un mapa del mundo, vivo y en movimiento! Las olas del mar chocaban en todos los continentes, se adentraban en el territorio hasta que todos las naciones quedaron cubiertas. Mientras el observaba, las olas se convirtieron en jóvenes de todas las razas.

Los jóvenes iban de casa en casa, ayudando a los desamparados y hambrientos, y preocupándose por las personas de todos los lugares a los que fueron. Su visión fue el ver a los jóvenes cumplir la Gran Comisión en Marcos 16:15.

Así que en 1960, comenzó con Juventud Con Una Misión y las olas se convirtieron en una realidad. Cientos de miles de personas han ido a las naciones por medio de JUCUM. En la actualidad, gracias al poder de Dios y su gracia, JUCUM es la organización misionera más grande del mundo.

En Juventud Con Una Misión, creemos que la Palabra de Dios tiene que ser puesta en práctica todos los días. A través del discipulado y evangelismo, buscamos conocer a Dios y darlo a conocer.

Lo que la gente está diciendo

He observado, con la más profunda apreciación, la efectividad del ministerio de JUCUM. He sido testigo de primera mano en varios lugares alrededor del mundo su programa y he notado la alta calidad y dedicación de sus jóvenes.
— Ted W. Engstrom, World Vision
No conozco otra organización en el campo misionero Cristiano que haya producido y siga produciendo jóvenes, hombres y mujeres tan espectaculares, maduros y dirigidos por el Espíritu.
— David Aikman, autor/Ex editor de TIME
Soy un gran creyente en la filosofía de “Roaring Lambs” (corderos bramando) de mostrar nuestra fe por medio de nuestras acciones, no solamente nuestras palabras. Eso es lo que admiro y amo de JUCUM - Ellos tomas esta filosofía alrededor del mundo.
— Michael W. Smith, músico
Screen Shot 2016-11-03 at 10.59.49 AM.png

Nuestras Creencias


Nuestras creencias

Nuestras Creencias


Nuestras creencias

Somos un movimiento internacional de Cristianos de muchas denominaciones dedicadas a presentar a Jesús de una manera personal a la generación actual, a movilizar la mayor cantidad posible de personas para ayudar en esta tarea y a entrenar y equipar a los creyentes para cumplir su parte en la Gran Comisión. Como ciudadanos de Reino de Dios, somos llamados a amar, alabar y obedecer a nuestro Señor, para amar y servir su Cuerpo, la Iglesia, y para presentar el Evangelio a toda la gente alrededor del mundo.

Nosotros en Juventud Con Una Misión creemos que la Biblia está inspirada y acreditada por Dios, revelando que Jesucristo es el hijo de Dios, que las personas son creadas a imagen de Dios, que Él nos creó para tener vida eterna a través de Jesucristo, que aunque todos hemos pecado y hemos caído de Su gloria, Dios ha hecho posible la salvación por medio de la muerte en la cruz y resurrección de su hijo Jesucristo, que el arrepentimiento, fe, amor y obediencia son palabras cumplidas acerca de la gracia que Dios tiene hacia nosotros, que Dios desea que todas las personas sean salvas y lleguen al entendimiento de la verdad y que el poder del Espíritu Santo sea demostrado dentro y a través de nosotros para el cumplimiento del último mandamiento de Cristo: "...Vayan por todo el mundo y prediquen el Evangelio a toda criatura." (Marcos 16:15).

La Carta Magna Cristiana -

La siguiente Carta Magna Cristiana, desarrollada en 1981 por los líderes de JUCUM, expresan que lo que creemos son los derechos básicos de un individuo implícitos en el Evangelio. Porque de tal manera amó Dios al mundo que dio a su Hijo unigénito, todos las personas en la tierra tienen una oportunidad de:

  • Escuchar el Evangelio de Jesucristo

  • Tener una Biblia disponible en su propio idioma

  • Tener una comunidad Cristiana cerca para poder reunirse en el Cuerpo de Cristo

  • Tener educación Cristiana disponible

  • Tener las necesidades básicas de vida - comida, agua, vestimenta, refugio y seguro médico

  • Vivir una vida productiva de plenitud espiritual, mental, social, emocional y física

Screen Shot 2016-11-03 at 11.01.49 AM.png

Nuestros Valores


Nuestros valores

Nuestros Valores


Nuestros valores

JUCUM afirma a la Biblia como la palabra acreditada por Dios, y con la inspiración del Espíritu Santo, el punto de referencia absoluto para cada aspecto de la vida y del ministerio. Basado en la palabra de Dios, en quien Él es, y Su iniciativa de salvación, las siguientes respuestas están fuertemente enfatizadas en JUCUM:

  • Alabanza - Somos llamados a alabar y adorar solo a Dios.

  • Santidad - Somos llamados a vivir nuestras vidas en justicia y santidad que ejemplifiquen la naturaleza y carácter de Dios.

  • Testificación - Somos llamados a compartir el evangelio de Jesucristo con aquellos que no conocen de Él.

  • Oración - Somos llamados a emplear la oración intercesora para las personas y causas en el corazón de Dios, incluyendo el haberle frente al mal en todas las formas.

  • Comunidad - Somos llamados a comprometernos en la iglesia en ambos sentidos, su expresión criadora local y su expresión de multiplicación móvil.

Nuestros valores son una expresión de nuestras creencias básicas acompañadas con direcciones específicas dadas por Dios desde que comenzamos en 1960. Estos 18 valores son los principios guías de ambos, el pasado y el futuro de nuestra misión. Algunos son compartidos por los Cristianos en todos lugares, mientras que otros son distintivos de JUCUM. Mantenemos estos valores en lata consideración para determinar quienes somos, como vivimos y como tomamos decisiones:

1. Conocer a Dios

JUCUM está comprometido a conocer a Dios, su naturaleza, su carácter y sus caminos. Buscamos el reflejar quien es Él en cada aspecto de nuestras vidas y ministerios.  El conocer a Dios y disfrutar comunión con Él da lugar a un deseo de compartir de Él con los demás.

2. Dar a conocer a Dios

JUCUM es llamado a dar a conocer a Dios por todo el mundo, en cada esfera de la sociedad por medio del evangelismo, entrenamiento y ministerios de misericordia.  Creemos que la salvación debe resultar en la transformación de las sociedades, y de este modo, obedecer el mandato de Jesús de hacer discípulos en todas las naciones.

3. Escuchar la voz de Dios

JUCUM está comprometido a crear junto con Dios a través de escucharlo a Él, orar sus oraciones y obedecer sus mandamientos tanto en lo pequeño como en lo grande.  Dependemos del escuchar su voz como individuos, en contextos de grupos y en reuniones corporativas, como parte integral del proceso de nuestra toma de decisiones. 

4. Practicar la adoración e oración intercesora

JUCUM está dedicado a adorar a Jesús e involucrarse en la oración intercesora como aspectos integrales de la vida diaria.  También reconocemos la intención de Satanás de destruir la obra de Dios y clamamos al poder de Dios y a su Espíritu Santo para vencer las estrategias del enemigo en las vidas de individuos y en diversos asuntos de las naciones. 

5. Ser visionario

JUCUM es llamado a ser visionario, continuamente recibiendo, nutriendo e impartiendo una visión fresca de Dios.  Apoyamos el emprender nuevos ministerios y métodos, siempre dispuestos a ser radicales para ser relevantes a cada generación, pueblo y esfera de la sociedad. Creemos que el llamado apostólico de JUCUM requiere la integración del liderazgo espiritual, la libertad en el Espíritu y en las relaciones interpersonales, fundamentadas en la Palabra del Señor. 

6. Animar y promover a la gente joven

JUCUM es llamado a animar y promover a jóvenes.  Creemos que Dios ha dado dones y un llamado a jóvenes para abrir la brecha en la visión y en el ministerio.  Estamos comprometidos a valorarlos, confiar en ellos, entrenarlos, apoyarlos, abrirles espacio y enviarlos.  Ellos no solo son la Iglesia del futuro; ellos son la Iglesia de hoy en día.  Nos comprometemos a seguirlos a donde ellos nos dirijan, en la voluntad de Dios.

7. Tener una estructura amplia y descentralizada

JUCUM tiene una estructura descentralizada, sin embargo integrada.  Somos una familia global de ministerios unidos compartiendo el mismo propósito, visión, valores y relaciones.  Creemos que las estructuras deben de servir a las personas y a los propósitos de Dios.  Cada ministerio en cada nivel tiene el privilegio y la responsabilidad de rendir cuentas con un círculo de líderes, y a nivel internacional con el Equipo de Liderazgo Global de JUCUM. 

8. Ser internacional e interdenominacional

JUCUM es internacional e interdenominacional tanto en su alcance global como en su conformación local.  Creemos que la diversidad étnica, lingüística y denominacional, junto con los aspectos redimidos de la cultura, son factores positivos que contribuyen a la salud y el crecimiento de la Misión. 

9. Tener una cosmovisión bíblica

JUCUM es llamado a una cosmovisión Bíblica.  Creemos que la Biblia hace una clara división entre el bien y el mal; lo correcto y lo incorrecto.  Las dimensiones prácticas de la vida no son menos espirituales que las expresiones del ministerio.  Todo lo que se hace en obediencia a Dios es espiritual.  Nosotros buscamos honrar a Dios con todo lo que hacemos, equipando y movilizando a hombres y mujeres de Dios para que tomen papeles de servicio e influencia en cada esfera de la sociedad.

10. Funcionar en equipos

JUCUM es llamado a funcionar en equipos en todos los aspectos del ministerio y liderazgo. Creemos que una combinación complementaria de dones, llamados, perspectivas, ministerios y generaciones trabajando juntos en todos los niveles de nuestra misión brindan sabiduría y seguridad.  El buscar la voluntad de Dios y tomar decisiones en equipo facilitan el rendir cuentas y contribuye en una mayor relación, motivación, responsabilidad, y sentido de pertenencia de la visión.

11. Exhibir un liderazgo de servicio

JUCUM es llamado a un liderazgo de servicio como estilo de vida, en lugar de un liderazgo de jerarquía.  Un siervo líder es aquel quien honra los dones y llamados de quienes están bajo su cuidado y protege sus derechos y privilegios.  Así como Jesús sirvió a sus discípulos, enfatizamos la importancia de que aquellos que tienen responsabilidades de líderes sirvan a quienes dirigen. 

12. Primero hacer y luego enseñar

JUCUM está comprometido a primero hacer y luego enseñar.  Creemos que la experiencia da autoridad a nuestras palabras.  El carácter piadoso y un llamado de Dios son más importantes que los dones, habilidades y destrezas de un individuo. 

13. Estar orientado a las relaciones

JUCUM está dedicado y orientado hacia las relaciones interpersonales en nuestro diario vivir y trabajo en conjunto.  Deseamos estar unidos a través de llevar vidas en santidad, apoyo mutuo, transparencia, humildad, y una comunicación abierta en lugar de una dependencia de estructuras o reglas. 

14. Valorar al individuo

JUCUM es llamado a valorar a cada individuo.  Creemos en la igualdad de oportunidades y justicia para todos.  Creados a la imagen de Dios, gente de toda la nacionalidad, edad, y función tiene contribuciones y llamados distintos.  Estamos comprometidos a honrar el liderazgo y los dones ministeriales dados por Dios a los hombres y a las mujeres.

15. Valorar a las familias

JUCUM afirma la importancia de que las familias sirvan a Dios juntos en las misiones, y no solamente el padre y/o la madre.  Animamos el desarrollo de unidades de familias fuertes y sanas, con cada miembro compartiendo el llamado a las misiones y contribuyendo con sus dones en maneras distintas y complementarias.

16. Depender en el apoyo económico fundamentado en las relaciones interpersonales

JUCUM es llamado a un sistema de apoyo financiero fundamentado en las relaciones interpersonales, dependiendo de Dios y de su pueblo para la provisión financiera, tanto a nivel corporal como individual.  Creemos que un apoyo fundamentado en las relaciones interpersonales promueve responsabilidad, el rendir cuentas, comunicación, y oración mutua.  Este sistema involucra al donante como socio en el ministerio.  Así como Dios y otros han sido generosos con nosotros, deseamos ser generosos de igual forma.  Los JUCUMeros ofrendan a Dios de sí mismo, de su tiempo y de sus talentos a través de la misión sin ninguna esperanza de remuneración. 

17. Practicar la hospitalidad

JUCUM afirma el ministerio de la hospitalidad como la expresión del carácter de Dios y del valor de las personas.  Creemos que es importante abrir nuestros corazones, casas, bases, y bases para servir y honrar el uno al otro, a nuestro huésped y al pobre y necesitado, no como acto de un protocolo social, sino como expresiones de generosidad.

18. Comunicar con integridad

JUCUM afirma que todo existe porque Dios comunica. Por lo tanto, JUCUM está comprometido a la comunicación veraz, precisa, actual y relevante. Nosotros creemos que una buena comunicación es esencial para relaciones sólidas, familias saludables, comunidades y ministerios efectivos.


¿Tienes alguna pregunta en general?